Chachingo Wine Fair: Los vinos

Si leíste la nota anterior seguramente me dirás: Todo muy lindo con las lucecitas, la kermesse, la subasta y los recitales pero… ¿Y LOS VINOS???

Tranqui, había vinos. ¡Y muchos! Ya te dije que eran unas 65 bodegas y aproximadamente 250 etiquetas. Fueron tantas que no me alcanzaron los dos días para probar TODO, pero puse mi mayor esfuerzo y a continuación te cuento qué fue lo que más me gustó de todo lo que probé:

Un paseo por los blancos

Primero visité al Colo Sejanovich para probar el nuevo Manos Negras Sauvignon Blanc de Tres Esquinas. Austero en nariz, bien cítrico y refrescante con una gran acidez en boca.

Me crucé con el japo Vegetti que tenía dos stands: el de Gauchezco y el de LUI. Me focalicé en el Lui Wind Blend 2018, una jugada apuesta que combina Sauvignon Blanc y Torrontés logrando un vino con un toque herbáceo que le da una expresión única tanto en boca como en nariz. Otro riquísimo blanco para agendar este verano.

Palabras mayores para los Enemigo. El stand explotaba de gente que quería probar los parientes cercanos del glorioso ganador de los 100 puntos Parker. Para refrescar la memoria me detuve en El Enemigo Chardonnay, tal vez el más elegante y voluptuoso chardo del país. Qué quieren que les diga… es mi debilidad.

Necesitaba refrescarme y pasé por el stand de Mariana Onofri para probar su Alma Gemela White Field Blend de Chardonnay, Marsanne y Roussanne de Los Chacayes. Una joyita sumamente elegante y con gran paso por boca.

Junto a ellos estaba Germán Masera con su Livverá Malvasía 2018, tal vez el mejor naranjo de los últimos tiempos.

Pero todos los aplausos se los llevaron los nuevos blancos de Gerardo Michelini y Andrea Mufatto. El Propósitos 2016 es un Chenin Blanc con pieles y complejo de Villa Seca, de esos que te cambian la visión de una cepa. El Convicciones 2015 es fineza y elegancia suprema. Una interpretación única de lo que puede dar un Chardonnay de La Cautiva, Gualtallary. 

Tintos para todos los gustos

Quique Sack presentó su 2Km Blend 2016, un corte de Malbec y Cabernet Franc con una textura increíble, y los Rompecabezas: el blend y La Última Pieza Malbec. Tres vinos que expresan de manera diferente una misma finca de Altamira según la interpretación de dos talentosos enólogos. 

En Corazón del Sol me detuve particularmente en el Luminoso 2015, esa interpretación perfecta de lo que puede dar un blend de Garnacha, Syrah y Monastrell.

Hice una rápida pasada por Catena Zapata para probar el DV Catena Vineyard Designated Finca Domingo Cabernet Sauvignon. Uno de los mejores lanzamientos de los últimos tiempos. Es imposible hablar del cabernet sauvignon argentino sin probar este gran vino.

Ahí nomás estaba Juanchi Baleiron y ¡por fin pude probar el Gran Baleiron 2014! Un power blend de Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Syrah potente, de gran estructura y con un uso muy refinado de la madera. Para disfrutarlo hoy y guardar un par de botellas para ver su evolución.

Volví al stand de los Michelini Bros. Tremendos el nuevo Altar Uco Edad Moderna Malbec 2018 de Juampi Michelini elaborado con uvas de El Peral. Lo mismo para El Regalón 2017, un Pinot Noir fuera de serie de Andrea Mufatto y el viticultor Hugo Gottardini. 

En el stand de Ver Sacrum con Eduardo Soler probé el GSM y la garnacha de Los Chacayes. Expresiones únicas, con el mismo estilo pero bien diferentes de los anteriores que eran de Barrancas.

De Trivento me gustó mucho el Golden Reserve Pinot Noir. Terroso, con la frutilla bien presente y una textura que recuerda a los grandes exponentes patagónicos de la cepa.

Al pasar por De Ángeles no pude resistir la tentación de probar el Malbec sin Roble 2014. No tengo más que palabras de elogio para este vino.

Fiesta de burbujas y rosados

Mientras caminaba me crucé con amigos con quienes compartimos opiniones y nos pasamos datos de qué stands visitar sí o sí. Así fue como llegué al de Terra Camiare, un proyecto cordobés de Colonia Caroya muy interesante comandado enológicamente por Gaby Campana. Me sorprendió muchísimo el Indama Rosado de Isabella 2018, elaborado con la uva que popularmente conocemos como uva chinche, de esas que de chiquito comía en el verano a la sombra de la parra en el patio de la casa de mi abuela. El vino es pura fruta y no encontré mejor descriptor que ese. Mi infancia volvía una y otra vez…

El stand de los Reginato estaba siempre repleto de gente. Mientras Luis explicaba, Pepe aportaba su cuota de humor con comentarios que a las chicas les robaba una sonrisa. Me encantaron el Celestina Extra Brut Pinot Gris (método champenoise, increíble, difícil de superar) y el Chamán Extra Brut Semillón, también elaborado con el método champenoise y tal vez la mejor expresión de lo que Luis y Pepe pueden hacer juntos. Por último, la última joyita de la dupla Reginato – Gabrielli: El Relator Extra Brut Rosé de Malbec, método charmat, sin lugar a dudas el acompañante ideal para cualquier cena romántica.

Nuevamente pasé por el stand del Colo y aproveché para probar la nueva añada del Estancia Uspallata Brut Nature Pinot Noir elaborado con el método champenoise, bien seco y con muy buena acidez.

El cierre fue a toda orquesta: las burbujas de LoSance eran todo lo que necesitaba para brindar por esa fiesta inolvidable. Me voló la cabeza el Extra Brut método champenoise de Pinot Noir que lo tiene todo: fruta, burbujas finas y una gran acidez.

… y muchos más!

Puedo recordar otros vinos que me impresionaron gratamente y que no llegué a tomar nota: un rosado de Santa Julia, el Folie Rose de Entrevero, un semillón de Berracos, un blend de blancas sin paso por madera de Pelleriti, el cabernet franc de Famiglia Banno, el sublime pinot gris de Riccitelli, el merlot de Tempusalba, el Rosé Sil Vous Plait de Pulenta, otro blend de blancas de la línea Salvaje de Casa de Uco. y un párrafo aparte para las cervezas presentadas por Chachingo Craft Beer.

Y así como quien no quiere la cosa, pasaron volando los dos días maravillosos de la Chachingo Wine Fair. Mis felicitaciones a Ale Vigil, María Sance, el flaco Gabrielli, Lilia Sance, Santi MaestreFede Pettit y al resto del equipo de Casa Vigil que organizó una fiesta impresionante y que hicieron posible que Mendoza tuviera una gran feria para mostrarle al mundo sus mejores vinos.

Ojalá siga creciendo este evento y que en todo el país se celebre el vino de esta forma. El vino argentino se lo merece. Y nosotros, los consumidores, también 😉

¡SALÚ!

Enófilo aficionado que escribe sobre vinos. Bueno, en realidad me los tomo y después escribo. Beber para disfrutar, disfrutar para aprender, aprender para comunicar.
Entradas creadas 38

4 pensamientos en “Chachingo Wine Fair: Los vinos

Tu comentario es bienvenido:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: