#TobaraWines: Laborum Single Vineyard Finca El Retiro Torrontés 2018

No sé a vos, pero a mí cuando llego de trabajar me gusta sacarme el disfraz de laburante, cambiar los zapatos por las ojotas y ya con esa bermuda vieja que me resigno a tirar, prepararme algo para disfrutar tirado en el sillón, sentado en el balcón o disfrutando de los últimos rayos de sol en la terraza. Ese momento de paz es indispensable en mi vida. Necesito relajarme y para eso nada mejor que acompañarlo con una copa de vino.

En verano es, generalmente, un rico blanco que puse en la heladera antes de salir a la jungla de cemento. En esta ocasión, se trata del Laborum Single Vineyard Finca El Retiro Torrontés 2018, de Bodega El Porvenir.

Hablemos del torro

El torrontés es una cepa muy versátil que con los años supo adaptarse a los cambios del paladar argentino. De la vieja escuela de los torrontés voluptuosos y con ese amargor propio de la cepa pasamos a los de hoy en día, más frescos y bebibles.

Este nuevo estilo de torrontés es hijo de la revolución del vino de los Valles Calchaquíes que viene desarrollando un grupo de jóvenes y talentosos enólogos como Claudio Maza (El Esteco), Rafa Domingo (Domingo Molina) y Paco Puga (El Porvenir) entre otros.

Esta nueva forma de interpretar al torrontés es fruto de una enología más “desnuda” si se quiere, dándole mayor preponderancia al trabajo en el viñedo y buscando la mínima intervención posible en la bodega, con puntos de maduración más tempranos y maceraciones suaves. El resultado son vinos más frescos, fluidos, con aromas y sabores más delicados que sus antecesores.

Hablemos del Laborum

El Laborum Single Vineyard Finca El Retiro 2018 es un fiel exponente del nuevo torrontés salteño.

En su elaboración se utilizaron tres momentos diferentes de cosecha. La primera, bien temprana, buscando mucha acidez. La segunda, en un punto de maduración ideal, con una mayor expresión de la fruta y delicados aromas florales. La tercera con una mayor maduración buscando carácter, volumen en boca y ese toque herbáceo propio de la cepa.

Luego, esos tres puntos de cosecha se blendearon en una proporción de 20% – 60% – 20% respectivamente, logrando un vino fresco, frutado, complejo y floral en nariz y con un transitar en boca elegante, equilibrado y con una acidez refrescante.

Un torrontés ideal para acompañar las típicas empanadas de queso salteñas, un pescado de río con buen tenor graso y, por qué no, una rica picada de achuras.

El precio de lista al momento de escribir esta reseña era de 330 pé. Más #TobaraWines, imposible.

Llega la hora de preparar la cena con lo que queda de vino en la botella. El vino es eso: compañía, relax y placer. Disfrutarlo no tiene nada que ver con el conocimiento y la razón. Disfrutar del vino es potestad de las sensaciones, las emociones y el corazón.

Enófilo amateur y apasionado. Quise hacer un blog de vinos y me salió esto.
Entradas creadas 84

Tu comentario es bienvenido:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: