De paseo por Italia

Presentación de la línea de vinos italianos Poggio Ánima. Cinco vinos de diferentes regiones de Italia que reflejan las características propias de cada varietal y terroir. Elaborados cada uno por bodegas de origen bajo la supervisión de Riccardo Campinoti y Agustín Sabaté, responsables de la bodega Le Ragnaie.

Los vinos de Poggio Ánima son el resultado de relaciones duraderas con productores respetados en toda Italia.

En todos los casos, el método de elaboración seleccionado consiste en una fermentación corta de entre 10 y 12 días y una crianza en barricas de roble de tercer o cuarto uso que varía entre 8 y 10 meses según cada caso.

Un dato adicional que no deja de ser novedoso es la elección de la tapa a rosca, algo muy difundido en el mundo y que en nuestro país se lo vincula a vinos de menor calidad.

Las etiquetas con figuras paganas buscan representar el equilibrio en todas las cosas, incluso en el vino.

Los vinos

Salvo el primero, todos los vinos presentados son cosecha 2016, un muy buen año en Italia que entregó grandes vinos.

Raphael 2017: Homenaje al santo patrono de los viajeros. Rosado 95% Syrah y 5% Zibbibo de de Sicilia. Es un vino bien seco, directo, con una alta acidez y buena complejidad. Ideal como aperitivo para esas tardecitas otoñales que ya se aproximan.

Samael 2016: Samael es el Ángel de la Muerte y un gran seductor. Fue quien asumió el papel de la serpiente que tentó a Eva con la manzana prohibida. El vino es un 100% Montepulciano D’Abruzzo y acá también nos encontramos con un vino seco, de buena textura y alta acidez. En algo recuerda a esa cosa agreste propia de nuestro Gualtallary. Un vino ideal para el #TeamPiedrita.

Amodeus 2016: Amodeus es el Demonio de la Lujuria. Nunca tan bien puesto el nombre para este Nero D’Avola de Sicilia. Brioso, opulento, lujurioso, gordito y elegante sin perder esa frescura que se mantiene en toda la línea. Ideal para acompañar unas pastas con bolognesa.

Belial 2016: Uno de los cuatro príncipes de la corona del infierno, Belial es la definición más pura de la anarquía. Este Sangiovese de la región de la Toscana tiene una nariz expresiva y un recorrido en boca rústico, potente, equilibrado, con gran complejidad y estructura. El más power de todos. Lo imagino con un buen bife a la plancha (Nota mental: tengo que dejar de escribir con hambre).

Lilith 2016: Según el folklore judío, Lilith fue la primera esposa de Adán, expulsada del Edén y convertida en demonio cuando se negó a las peticiones sexuales de su esposo. Lilith refleja la desobediencia, algo muy bien expresado en este Primitivo de Salento. Un vino que se niega a ser sumiso. Es rústico, raro, tiene una marcada acidez y en boca es como probar vino en pleno proceso de elaboración. Para mi gusto, fue el menos interesante de todos.

Conclusiones

Podemos decir que los cinco son muy ricos vinos italianos, cada uno con su estilo particular pero manteniendo un mismo concepto de alta chupabilidad y frescura.

Toda la línea tiene un precio sugerido de 950 pé, lo que representa una buena RPC para vinos importados. El importador es Be Wine, distribuye SOMA y se pueden conseguir en Vino El Salvador.

Enófilo amateur y apasionado. Quise hacer un blog de vinos y me salió esto.
Entradas creadas 93

Tu comentario es bienvenido:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: