Y vamos las bandas: Los G12

Cada vez que veo pasar el famoso «Hoy se bebe fuerte», tiemblo. Es el anuncio de una hecatombe vínica que inundará por varios días las redes sociales de (muchas) hermosas botellas (vacías, descorchadas y bebidas). Ese «llamado a la guerra» emitido por Sergio Di Fazio (El Diablo), en la mayoría de los casos, preanuncia una juntada de la banda Los G12.

¿Cómo nació el G12?

De un grupo de Facebook llamado “Viviners de Argentina” donde cada tanto se daban algunas reuniones, con el tiempo fue decantando en este pequeño grupo con la gente que compartía los mismos valores y comenzó a gestarse una amistad. Personas que compartían el amor por el mundo del vino y reunía las cualidades necesarias para una buena convivencia dentro de un grupo. Luego de haberse formado un grupo inicial se propuso la incorporación de otros amigos que compartían la misma pasión y valores, y así terminamos juntándonos los doce que actualmente conformamos el G12.

¿Cuántos y quiénes son?
El escudo heráldico de los G12
Escudo heráldico de los G12

Somos 12: Pedro Adamovic, Carlos Martín Alegre, Héctor Buffa, Diego Carvajal, Hernán Conti, Sergio Di Fazio, Guchi Douille, Carlos Garibotti, Ian Goldberg, Martín Maignon, Marcelo Montalbetti y Sergio Rocha.

¿El grupo tiene cuenta propia en redes sociales?

Tenemos una cuenta en Instagram: @g12_thewines12, pasen, vean y acompáñennos en este camino.

¿Cómo están organizados, tienen roles asignados?

No tenemos tareas establecidas formalmente pero hay ciertos roles implícitos. Está quien se ocupa de comprar tal o cual cosa porque consigue algo especial, o quien se ocupa de hacer el asado porque generalmente nos reunimos en la casa de aquel, o quien sirve los vinos porque tiene buena muñeca para dividir la botella entre los presentes, por ejemplo. Pero cualquiera de estos roles puede cambiar, lo que prima es la solidaridad.

¿Cada cuánto se juntan?

Al menos una vez por mes. No es sencillo reunir a todos los G12 por las obligaciones de cada uno, pero si juntamos un buen número de asistentes solemos organizar nuevas juntadas invitando incluso algunos extras para compartir el momento. Tenemos un grupo de WhatsApp y al grito de “pongamos fecha” entramos en acción.

¿Quién se encarga de los vinos? ¿Cómo los eligen?

En general cada uno lleva lo que quiera compartir con el grupo, no hay mayores requerimientos salvo en ocasiones cuando se establece una temática y en tal caso cada uno debe cumplir la consigna. Al momento de las catas a ciegas designamos un “curador”, quien se encarga de coordinar con los integrantes del grupo para que no se repitan las etiquetas de la noche.

¿Hacen compras comunitarias?

Hacemos compras comunitarias, sea porque hay interés en tomar botellas onerosas y es más fácil dividir el gasto, o porque surge alguna oferta puntual, o cuando hemos decidido organizar alguna cata de vinos importantes/extranjeros. Hay una regla, ya que no todos están atentos a los mensajes del grupo: con 3 votos positivos se compra la botella. Así de democrático.

¿Cuántos vinos calculan para una juntada?

Diría que dos botellas por cabeza es el promedio. Si nos juntamos un día en la semana y el día siguiente es laborable seguramente se verá reducido ese número, y si nos juntamos un fin de semana es probable que lo superemos.

¿Tienen alguna cepa, zona o productor favorito?

Cada uno tiene sus gustos personales, pero el grupo G12 es bastante heterogéneo en ese sentido. En general, Mendoza suele sumar la mayor cantidad de etiquetas (quizás gusto, quizás cantidad de etiquetas disponibles). Lo mismo podría decirse del Malbec o los Blend (seguramente porque allí se encuentren la mayor cantidad de etiquetas de alta gama de Argentina). Y dentro de los productores hay algunos que gustan a todos en general y otros que dividen más, pero difícilmente podamos elegir un productor favorito de todo el grupo.

¿Por qué eligen juntarse alrededor del vino?

Porque fue lo que nos unió y esa pasión necesitaba ser compartida. El vino creó una gran amistad alrededor de este grupo. Es un tema de conversación, de risas, de juegos y también de aprendizajes. Es inimaginable una reunión sin vino, no porque no podamos pasarla 10 puntos, pero ¿qué nos impide descorchar una botella y disfrutar de su compañía? En definitiva, buscamos pasarla bien. El vino es el móvil, pero la amistad y la buena onda siempre son los protagonistas principales de cada reunión.

Hablemos de los vinos que les gustan beber…

El grupo no tiene “su vino preferido”, la realidad es que hay bastante diversidad de gustos. Así y todo, podríamos decir sin temor a equivocarnos que “el vino del grupo” es el Noemía. En todas las catas a ciegas que hicimos siempre ha sido de los vinos más aclamados. Para varios es “el mejor Malbec de argentina”. Pero particularmente se ha convertido en un “ícono del grupo” porque hubo varias reuniones consecutivas en las que gracias al dueño de casa se ha cerrado la noche con este vino cuando ya la mayoría se disponía a levantarse de sus asientos (y obviamente tuvimos que sacrificarnos ante la situación).

Otros de los vinos que se han convertido en símbolo de nuestras reuniones son los Catena Zapata Adrianna Vineyard White Bones y White Stones, también gracias a la generosidad del dueño de casa que incita a la llegada temprana de los participantes descorchando estas bestialidades y mandando las fotos al grupo. El que llega tarde se lo pierde…

También tenemos en el grupo un acérrimo fanático de Catena Zapata, y casualmente también uno de los “paladares más clásicos” del G12, quien sabe que quizás su gusto personal no es el de la mayoría, pero también sabe que con un buen Malbec Argentino de Catena Zapata puede cerrar la grieta.  

Por último, otros de los vinos preferidos del grupo son los Per Se. Quizás menos tomados de lo que quisiéramos por ser más escasos (y por supuesto onerosos), pero cada vez que tenemos la suerte de descorchar uno, cualquiera sea, hay un ambiente de felicidad general en la mesa.

¿Qué le aconsejarían a quien está acercándose al vino?

El vino es una bebida social muy noble, de calidad, no es la idea emborracharse sino juntarse alrededor del vino a compartir y pasarla bien. Busquen un amigo que los acompañe, únanse a un grupo de cata, participen y compartan. El vino es una bebida que logra reunir muy buena gente y generar grandes momentos. No es necesario saber para tomar vino, simplemente es necesario animarse a disfrutar, el resto viene solo.

Gracias a Sergio y el resto de la banda de los G12 por la buena onda para la nota. Si ven pasar por Twitter el famoso «Hoy se bebe fuerte», ya saben: agárrense fuerte hasta que pase el temblor. SALÚ.

Enófilo amateur y apasionado. Quise hacer un blog de vinos y me salió esto.
Entradas creadas 160

2 pensamientos en “Y vamos las bandas: Los G12

Tu comentario es bienvenido:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: