Como turco en la cueva

Hace unos días se presentó en el mítico escenario de Caballito el gran Karim Mussi, alias El Turco, reconocido productor de grandes vinos. La excusa era presentar nuevas añadas de algunos vinos de tres de sus proyectos: Abras, Alandes y Altocedro. Pero la verdadera razón, claro está, era volver a reencontrarse con un público tan difícil como receptivo: los cueveros.

Para los que hacemos vino, es muy importante venir a la cueva. Lo que ustedes generan como público respetuoso e interesado no sólo retroalimenta nuestro esfuerzo, sino que además sirve como ejemplo para un montón de gente que por ahí no viene a las degustaciones pero los siguen en las redes y otros ámbitos. Ustedes tienen una actitud de aprendizaje y respeto por el laburo que hacemos que es muy lindo para nosotros.

Karim Mussi y los cueveros.

Karim se sintió como en su casa, casi podría decirse como turco en la cueva. Existe una familiaridad, un común denominador que une y hermana a Karim Mussi con los cueveros. Y si… el vino como objeto cultural es un puente entre los productores como él y aquellos que siguen sus vinos desde hace varios años.

Los vinos

La base fundacional de nuestra forma de hacer vinos se apoya en tres columnas que son el balance, la frescura y la elegancia. A veces lo logramos desde el principio, a veces se da con la crianza, pero siempre tienen que estar presente.

Abras
Abras, de Karim Mussi

Es el proyecto que engloba a la aventura de este consultino elaborando vinos en Cafayate. A pedido de un cliente de aquel entonces, en 2011 Karim tuvo la oportunidad de vinificar en aquella región. A pesar de no ser del lugar, la recepción que tuvo de los productores y técnicos locales fue de absoluta generosidad, lo cual le permitió llevar adelante una interpretación de Salta diferente sin renunciar a la identidad calchaquí.

Abras Malbec 2017

La intensidad de la fruta cocida interactúa de manera perfecta con la madera dejando a su paso elegancia y fluidez sin perder ni un poquito del carácter y el volumen en boca que identifica a los vinos del Valle Calchaquí. Es un salteño muy elegante con excelente RPC.

Karim también aprovechó para darnos una primicia: un nuevo integrante estará llegando a la familia Abras. Se trata de un Reserva Blend compuesto por Malbec, Cabernet Sauvignon y Tannat en partes iguales.

Tenemos mucho cariño por este proyecto, es muy lindo elaborar vinos en Cafayate y, si bien la única ganancia que obtenemos son las empañadas que comemos cuando vamos, esa ya es razón suficiente para seguir haciéndolo.

Alandes
el turco Karim Mussi

El proyecto Alandes («A lo largo de los Andes») resume la intención de Karim de hacer vino más allá de La Consulta. Hasta el 2012, Karim tenía la bodega Altocedro, donde el concepto era hacer vino de La Consulta, y Abras, con vinos de Cafayate. En Alandes, Karim se permite explorar otras regiones de nuestra cordillera para elaborar vinos como los Paradoux.

Paradoux está compuesta por dos blends, uno tinto y uno blanco, ambos respetando la composición de los vinos de Bordeaux (Francia). Adicionalmente, ambos cortes son non-vintage, es decir, que no pertenecen a una cosecha en particular, sino que para su elaboración se utilizaron componentes de diferentes añadas. Por lo tanto, estos vinos son multi varietal, multi zona y multi añada.

Veíamos como la industria exploraba tendencias en los límites de lo conocido y creíamos que una buena forma de ser disruptivos y originales era abrazando la estética más clásica y tradicional del vino, que es Bordeaux. Por eso decimos que Alandes es como llegar a una fiesta hipster vestido de mocasines marrones, pantalón gris, camisa blanca y saco azul y que todos comenten lo bien vestido que estás.

Karim Mussi y su proyecto Alandes
Paradoux blanco

Corte bordelés tradicional de un semillón viejo de La Consulta fermentado y criado en barrica y un sauvignon blanc de Los Árboles (Tunuyan) fermentado en tanque y criado en barrica. Esta tercera edición reafirma lo que nos dejó la anterior (comentado en esta reseña). Su estilo clásico y elegante poco tiene que ver con las nuevas tendencias. Más bien es una reafirmación de un paladar más tradicional que siempre seduce. Es como el yerno que toda suegra quiere tener.

Paradoux tinto

Corte bordelés tradicional (Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Petit Verdot y merlot en partes iguales), está ubicado en la ancha avenida dentro de los vinos del turco. Elegante, equilibrado, mantiene una frescura que lo hace muy bebible. De cuerpo medio y final prolongado, es un vino que va muy bien tanto para acompañar una comida como una charla de amigos. Es un puño de hierro en un guante de seda.

Altocedro

Luego, llegó el turno del plato fuerte de la noche: una comparativa de la nueva y recientemente embotellada cosecha 2017 de los tres malbecs de Altocedro de fincas de La Consulta: Los Gallegos (Villa Chacon), Los Turcos (El Cepillo) y Los Tanos (Altamira).

Poder mostrar La Consulta con estas tres fincas que son viñedos patrimoniales es una forma muy reconfortante de contar una película en tres capítulos, donde cada uno tiene su identidad pero a la vez forman parte de un todo.

Karim Mussi respecto de la línea Fincas de Altocedro.
Altocedro Finca Los Gallegos Malbec 2017

Ubicada en Chacón, la parte más baja de La Consulta. De los tres vinos, es el más goloso. Muy expresivo en nariz, con notas de crianza bastante presentes y un toque dulzón en el medio de boca.

Altocedro Finca Los Turcos Malbec 2017

Ubicada en El Cepillo, la parte más fría de La Consulta. Fue el más «tímido» en nariz (es casi una herejía hablar de timidez en los vinos de Karim, lo sé… pero de alguna manera los tengo que diferenciar) con notas florales y un transitar más sedoso, fresco e integrado en boca.

Altocedro Finca Los Tanos Malbec 2017

De Altamira. Notas florales y de fruta negra como en Los Turcos pero con una mayor presencia de la crianza, aunque más sutil que en el de Los Turcos. Un punto medio entre los otros dos pero más tirado para el lado del de El Cepillo que el de Villa Chacón.

La cosecha 2017 fue muy buena pero de baja producción. Hicimos sólo cinco barricas de cada uno de estos vinos.

Si bien hoy existen sutiles diferencias entre ellos que seguramente irán profundizándose con el tiempo en botella, los tres se destacan por ser sumamente elegantes y con mucho potencial de guarda. Aquel que hoy elegimos como el más rico, seguramente sea otro con el transcurrir del tiempo. Por eso, estos son vinos altamente recomendables para comprar varios, guardarlos y repetir el ejercicio una vez al año.

Una nueva visita del Turco a la cueva de Musu llegó a su fin. Detrás quedaron la claridad y simpleza de conceptos para explicar de una forma muy didáctica su interpretación del vino. Esta es su casa en Buenos Aires. Se siente como Turco en la Cueva.

Enófilo amateur y apasionado. Quise hacer un blog de vinos y me salió esto.
Entradas creadas 160

Tu comentario es bienvenido:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: