MofA: El Reporte del NOA

Los molleliers de MofA anduvieron por los Valles Calchaquíes y hubo mollejas para todos los gustos. Con ustedes, el Reporte MofA del NOA.

Alvaro Davalos – Tacuil

Está claro que el paisaje de Tacuil condiciona. Imaginate ese pequeño valle metido entre los cerros a 2.500 msnm, ese cielo diáfano y ese silencio absoluto como marco para unas mollejas. Eso ya es correr con ventaja.

Llegamos y Álvaro Dávalos nos esperaba con un asado bien campero: parrilla al piso, brasas sobre la tierra y un fuego alimentado con leña del bosquecito lindante con la casa principal. Unos cortes de carne y, por supuesto, lo que MofA había ido a buscar: unas mollejas rosadas y redondas que ya se desgrasaban a la parrilla con un par de rodajas de limón encima.

A la hora de presentarlas, Álvaro eligió cortarlas en trozos grandes, casi del tamaño de una mitad. Por fuera se veían con un dorado parejo y por dentro blancas y cremosas. Al probarlas, esa cremosidad explotaba en la boca dejando la típica grasitud que luego sería barrida por un buen vino. El sabor estaba muy bien, sintiéndose apenas el toque de limón.

Las acompañamos con unos pimientos criollos que cosechamos de la finca y un potente 33 de Dávalos que arrastró con todo a su paso.

Puntos MofA: 94

Matías Etchart – Arca Yaco

Siempre, pero siempre, el contexto condiciona. No es lo mismo una molleja hecha en una terraza de San Telmo, con el cielo encapotado, rodeado de edificios y musicalizado por los bocinazos de los colectivos que estar en Arca Yaco, en la Quebrada de San Lucas, con las estrellas cayendo en el horizonte y las risas de los amigos como único sonido reinante. Así nos esperó Matías Etchart con su parrilla baja de fuego alto alimentada con troncos de vides secos y unas gloriosas mollejas rechinando en los hierros.

El marco se completaba con varios enólogos y productores amigos de la zona que habían traído sus vinos para acompañar un asado abundante en cantidad y variedad. Las mollejas hicieron su entrada triunfal en la mitad de la velada y se llevaron los aplausos de toda la mesa.

Presentadas enteras y en mitades para que pudiéramos apreciar su textura y color, pequeñas de tamaño con su dorado perfecto y la cremosidad bien lograda. Apenas condimentadas con un toque de sal y limón, eran una fiesta en cada bocado. Muy bien logrado el punto de cocción.

Las acompañamos con varios vinos entre los que destaqué el Amar y y Vivir del anfitrión, un blend de malbec y cabernet sauvignon intenso y elegante.

Puntos MofA: 96

Alejandro Ramos – Estancia Los Cardones

Otro lugar imperdible para visitar en tu viaje a Cafayate es Estancia Los Cardones. Si bien queda en Tolombón, son pocos kilómetros que recorrer y realmente vale la pena conocer por la belleza de su arquitectura, sus viñedos y, por supuesto, sus grandes vinos. Pero además, Fernando Saavedra y su equipo son grandes anfitriones. Y en esta ocasión, nos estaban esperando con un rico asado repleto de… mollejas.

Mientras Fernando nos mostraba la bodega, Alejandro Ramos, el encargado del lugar, estaba removiendo las brasas en la parrilla. Cuando ya no dábamos más de hambre, Fernando nos invitó a degustar los vinos acompañados por chorizos, morcillas y varios cortes más que fueron saliendo de la parrilla de Alejandro.

A la hora de las mollejas, Alejandro eligió presentarlas fileteadas, bien finitas cual orejones y crocantes como una galletita. Estaban buenísimas, y si bien no es la forma que más disfruto las mollejas, su sabor intenso con buena cantidad de limón y su textura crujiente y quebradiza le daban un toque diferente a esta noble achura.

Los vinos con los que acompañamos esta belleza fueron varios y todos increíbles, pero como maridaje ideal destaco este Tigerstone Garnacha 2017 por su frescura y acidez que contrasta perfecto con esta forma de preparación de la molleja.

Puntos MofA: 93

Daniel Guillen – Piloto de Prueba

Si algo tiene Cafayate es sentido de la hospitalidad. Es algo que se respira en las calles, en los comercios y en los lugares para comer y beber. Y, por supuesto, cuando tenés amigos viviendo en Cafayate, tenés asegurada una juntada con empanadas, asado y buenos vinos.

En esta ocasión, Los Mugrones (Paco Puga, Claudio Mazza y Rafa Domingo) organizaron una de esas juntadas en casa de Daniel Guillen, agrónomo de El Porvenir y uno de los responsables (junto con Emile Chaumont) del Piloto de Prueba.

La noche fría invitaba a juntarse alrededor del inmenso hogar a leña de la casa de Daniel. Sentados en el living, conversábamos y tomábamos vino mientras esperábamos la carne: una punta de espalda que estaba asando Paco en un artefacto ideal para ese corte y las achuras a cargo de Daniel en una parrillita baja ubicada en un rincón del hogar a leña.

Cuando salieron las mollejas, las pirañas voraces apenas me dieron tiempo para una foto. Todo sucedió de manera vertiginosa y casi me quedo sin degustarlas, pero afortunadamente llegué a rescatar dos porciones que las disfruté como un marinero que llega a tierra después de varios meses en altamar.

Presentadas en porciones pequeñas, el dorado exterior era parejo y muy bien logrado. En su interior, estaban bien cocidas y crujientes con algunas partes aún cremosas. El Piloto de Prueba 2018 se llevó bárbaro con ellas y fue el cierre perfecto para una noche inolvidable.

Puntos MofA: 93

Como resumen de la gira de MofA por el NOA, no podemos más que agradecer a Álvaro, Matías, Fernando, Daniel y a todos con los que compartimos esos momentos inolvidables. Gracias por recibirnos tan bien y prenderse en este juego que no es más que una excusa para comer, beber y disfrutar de la vida.

MofA a pleno

La gira de MofA no se detiene. ¿Qué nuevos lugares, nuevos destinos y nuevas parrillas esperan a estos sommeliers de mollejas? Muy pronto lo sabrán…

Enófilo amateur y apasionado. Quise hacer un blog de vinos y me salió esto.
Entradas creadas 119

Tu comentario es bienvenido:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: