Estancia Uspallata

Lo nuevo de Estancia Uspallata, el viñedo más alto de Mendoza

Estancia Uspallata presenta sus nuevas joyas: Blanc de Noir e Igneo.


Un valle de paisaje imponente y siempre soleado, que se abre cual oasis en medio de la aridez cordillerana. Allí habita el silencio, el viento fresco que recorre el viñedo y las aguas prístinas del pequeño arroyo que surge en medio de las rocas, más arriba en la montaña.

En este paraje ubicado a 2000 msnm en el noroeste de Mendoza, en el camino hacia Chile, los cerros se han ido desintegrando a través del tiempo, dando origen a suelos coluviales e ígneos en la base de las montañas que se unen a suelos de limo y materia orgánica que circunda el arroyo; son estos el sustento de nuestra viña.

Estancia Uspallata es un proyecto donde Alejandro Sejanovich, Jeff Mausbach y Jorge Crotta en sociedad con Ariel Saud (propietario del viñedo), llevan hacia el límite la vitivinicultura para hacer estos vinos en el viñedo más alto de Mendoza. Actualmente la superficie productiva es de 4 hectáreas, pero sabemos que en este último tiempo se plantaron nuevas cepas (como Riesling) que aún no están productivas… habrá que esperar…

Los primeros vinos de este equipo fueron un Malbec y un Pinot Noir que ya van por su cuarta añada. Luego se sumó un espumante Brut Nature de Pinot Noir.

El Malbec 2018, de reciente presentación, es potente, de color intenso, con recuerdos de fruta negra y hierbas frescas; de textura crujiente y sensación aterciopelada en el paladar, se despide con persistente final. Un malbec agreste y extremo, que tuvo una crianza de 14 meses en barricas de roble francés mayormente usadas y del cual se elaboraron 1200 botellas. Es el vivo reflejo de este terroir único en Mendoza.

El Pinot Noir 2018 pasó 11 meses en barricas de roble francés mayormente usadas. Exhibe una elegancia inédita para este cepaje plantado en altura. En nariz, recuerdos de cerezas en licor dan paso a un volumen de textura oleosa en el paladar. Un largo final que nos deja añorando una segunda copa. La producción de esta añada también fue de 1200 botellas.

El Brut Nature 2018, de idéntica producción que los anteriores, fue elaborado mediante el método tradicional sin licor de expedición y el 50% del vino base tuvo una crianza de un año en barricas usadas. Luego de hacer el corte y la toma de espuma, pasó un año más en estiba. El resultado es un espumante con sutiles recuerdos de frutillas poco maduras en nariz, en boca se disfruta de una fresca acidez que llena el paladar con finas burbujas. Un espumante a base de Pinot Noir, extremo de textura cremosa que deja una leve nota salina en la memoria.

Las novedades de Estancia Uspallata

En estos días, dos nuevos integrantes acaban de sumarse a la familia de Estancia UspallataBlanc de Noir 2019 e Igneo 2019:

Estancia Uspallata Blanc de Noir 2019

Se elabora con uvas de Pinor Noir, que se cosechan en la tercera semana de febrero y se prensan recién llegadas desde el viñedo. La fermentación tiene lugar en barricón de 500 litros y el vino permanece luego 12 meses en el mismo recipiente.

Los suelos limo-arcillosos, negros y fríos, con gran presencia de materia orgánica, le brindan a Blanc de Noir 2019 un perfil sutil y característico. Notas de frutillas y recuerdos de hierba fresca dan paso en boca a una acidez crujiente con toque salino, convirtiéndolo en un vino ideal para acompañar ostras, ceviche, sushi tradicional japonés o cualquier plato de pescados crudos.

Estancia Uspallata Blanc de Noir

Estancia Uspallata Igneo 2019

Es una cofermentación de Malbec con Cabernet Franc y Pinot Noir. El nombre del vino proviene del término que en mineralogía designa al tipo de roca que caracteriza a ese terroir ubicado a 2000 metros de altura. Se forma en profundidad y en contacto con el calor del núcleo terrestre: el pórfido se funde pero el cuarzo no. Es por eso que, al enfriarse, los bloques resultantes presentan una mezcla de minerales con pequeños pedazos de cuarzo. A eso se le suma la presencia de arena y contenido calcáreo.

Para la elaboración de Igneo, Alejandro Sejanovich recurrió a dos microvinificaciones. Una se realiza de manera tradicional, mientras que para la otra se recurre a la maceración carbónica. Las uvas Malbec, Cabernet Franc y Pinot Noir cosechadas manualmente en la segunda semana de abril se colocan en un recipiente cubierto, al cual se le agrega una pequeña porción de vino blanco que ya está en fermentación. Luego de entre cinco y siete días, la tapa se retira, las uvas se pisan y la fermentación continúa hasta finalizar. Ambas microvinificaciones se efectúan conservando los escobajos.

La crianza, de 18 meses, tiene lugar en barricas de roble de 225 litros. El resultado revela en nariz aromas de hierbas salvajes, con un paladar lleno de taninos aterciopelados. En boca las frutas rojas y negras se entremezclan con recuerdos de pimienta blanca. Así, Igneo resulta un registro único de la expresión integral del viñedo de Estancia Uspallata, con sólo 390 botellas disponibles.

Estancia Uspallata Igneo
Enófilo amateur y apasionado. Quise hacer un blog de vinos y me salió esto.
Entradas creadas 607

Tu comentario es bienvenido:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: